Alta Cuenta BBVA Trader

Te recordamos que tenemos ya una petición de contratación de BBVA Trader por tu parte, de la que recibirás un e-mail confirmando cuando esté activa. Confirma que quieres abrir una nueva cuenta adicional a la anterior.

DATE DE ALTA

Contrata este servicio desde tu área personal en Mi Broker / Contratar / Plataforma BBVA Trader pro

¿Qué son los flujos de caja y cómo se calculan?

28 de mayo de 2021

Los flujos de caja son las entradas y salidas de dinero o efectivo de un proyecto o negocio en un periodo de tiempo determinado. Es un buen indicador que nos ayuda a diagnosticar problemas económicos, y nos ofrece datos importantes para medir la capacidad de pago de una empresa y, por lo tanto, su viabilidad como negocio.

¿Qué son los flujos de caja?

El flujo de caja (veremos este término en castellano muchas veces escrito como “cash flow”) comprende los recursos económicos que genera una empresa, tanto de entrada como de salida, durante un periodo de tiempo concreto. Dicho de otra forma, nos ayuda a conocer la liquidez de un determinado negocio, esto es, su capacidad para hacer frente a sus deudas. Este indicador nos permite controlar mejor nuestros ahorros y tomar mejores decisiones de inversión y de gasto.

Los flujos de caja se usan para analizar la rentabilidad de un proyecto e intentar predecir futuros problemas de liquidez. Son la base para el cálculo del Valor actual Neto (VAN) y la Tasa interna de retorno (TIR) de una inversión.

Fórmula

Su fórmula es:

Flujo de caja = Beneficio netos + Amortizaciones + Provisiones 

Su cálculo reviste cierta complejidad y requiere unos pasos concretos. A grandes rasgos podemos realizar el cálculo de la forma siguiente:

 - En primer lugar, se obtiene el beneficio bruto (ventas - costes de las mismas).

- A ese beneficio bruto se restan los gastos de ventas y amortizaciones, añadiendo otros ingresos para obtener el EBITDA (Beneficio antes de Intereses e Impuestos). 

- A ese EBITDA se le restan los impuestos y se obtiene el NOPAT (Beneficio operativo neto después de Impuestos).

 - A ese NOPAT se le suman los gastos de amortización y como resultado, se obtiene el flujo de caja bruto.

- Por último, a ese flujo de caja bruto se le sustrae la inversión en activo circulante operativo, más la inversión en activo fijo operativo. De esta forma, se obtiene el flujo de caja libre; el requerido dato final.

Este valor puede ser positivo o negativo. De forma simple, un indicador positivo indica que ingresamos más de lo que gastamos. Si ocurre lo contrario, tendremos problemas, generaremos deuda y comprometeremos nuestro futuro.

En otras palabras, el flujo de caja es el flujo de efectivo que se generaría en un periodo de tiempo determinado si se cobraran todos los ingresos y se pagaran todos los gastos.

Tipos de flujos de caja 

Podemos distinguir tres tipos de flujos de caja, en este caso, aplicado al mundo empresarial:

Flujo de caja de operaciones: son los ingresos o gastos directamente relacionados con la empresa o su actividad. Un ejemplo real comprende los pagos a los proveedores (gastos) o las facturas cobradas de los clientes (ingresos). Es importante señalar que los costes de financiación quedan fuera de este apartado.

Flujo de caja de inversión: aquí entrarían las inversiones de la empresa de la que obtendrá beneficios en el futuro, y que pueden convertirse en liquidez de forma sencilla. También la compra de bienes inmuebles y el inmovilizado tangible e intangible. Esto último se refiere a los elementos patrimoniales reflejados en el activo, con carácter permanente. En este apartado podría entrar un crédito de una entidad bancaria (inversión) o la adquisición de maquinaria y utensilios (inmovilizado tangible), así como gastos en investigación (inmovilizado intangible).

Flujo de caja financiero: se incluye el movimiento en efectivo de las operaciones financieras de la empresa. Son, por ejemplo, los dividendos generados por las acciones o el pago de las obligaciones contraídas con la entidad bancaria, como los intereses de un préstamo.

¿Para qué sirve el flujo de caja?

El flujo de caja nos sirve como punto de partida para calcular otros indicadores como el VAR (Valor Actual Neto) o la TIR (Tasa Interna de Retorno). Pero además, nos sirve para analizar la situación económica de una persona o de una empresa concreta, es decir, su solvencia. 

Cuando una empresa no genera suficiente dinero en efectivo para que su negocio siga operativo, se dice que es insolvente. Una situación de insolvencia alargada en el tiempo lleva a la quiebra del negocio.

De este modo, podemos tener:

Flujo de caja positivo: Las entradas de efectivo superan las salidas (pagos). Los activos corrientes de la empresa van en aumento y la empresa es viable. A cualquier empresa, persona o administración le conviene tener un flujo de caja positivo, ya que eso indica una liquidez creciente y una mayor capacidad para afrontar los pagos pendientes. Además, le otorgará mayor facilidad crediticia en las entidades financieras y con sus clientes, al efectuar sus pagos con solvencia. 

Flujo de caja negativo: Al contrario que el anterior, los pagos de la empresa no consiguen ser compensados con los ingresos, y de continuar así, la empresa no podrá hacerse cargo de sus deudas, no tendrá solvencia. Si el flujo de caja es negativo, los problemas son bastante llamativos. La liquidez disminuye, el activo corriente también. En estas situaciones, es común que el pasivo corriente también se dispare y la situación se complique todavía más. Si la situación se alarga en el tiempo, el resultado suele ser la suspensión de pagos, el embargo y en última instancia, la bancarrota.

Ahora que ya sabes qué es el flujo de caja, cómo se calcula, sus tipos y sus aplicaciones en la vida práctica, entra en BBVA Trader y sigue al corriente de las principales noticias en el mundo financiero. 

En BBVA Trader podemos ayudarte con la formación en mercados financieros. Quizá puedan serte de utilidad alguno de los contenidos publicados en nuestra web de Formación.  ¡Pulsa aquí para más información!

Te puede interesar leer alguno de los siguientes contenidos:

Gestión Value vs Gestión Growth

¿Qué es la reflación y el “reflation trade”?

¿Qué es el Ratio de Liquidez?

¿Sabes que puedes seguir nuestras publicaciones en redes sociales? Síguenos en TwitterLinkedIn yTelegram

Suscríbete a nuestro trading topic

Solo tienes que enviarnos un correo a:

info_trader@bbva.com

Con los siguientes datos:

Asunto del email: Suscripción trading topic

Tus datos: Nombre y apellidos y la dirección de correo donde quieres recibirlo

Te ayudamos

Envíanos tus consultas

Recibirás respuesta a la mayor brevedad que nos sea posible, en la dirección de correo que nos remites tu consulta.

Date de Alta

  • Solicita este servicio desde tu área personal y si aún no eres cliente, date de alta.

Date de Alta

  • Solicita este servicio desde tu área personal y si aún no eres cliente, date de alta.