Alta Cuenta BBVA Trader

Te recordamos que tenemos ya una petición de contratación de BBVA Trader por tu parte, de la que recibirás un e-mail confirmando cuando esté activa. Confirma que quieres abrir una nueva cuenta adicional a la anterior.

DATE DE ALTA

Contrata este servicio desde tu área personal en Mi Broker / Contratar / Plataforma BBVA Trader pro

Orgullo y arrepentimiento en Behavioral Economics

11 de octubre de 2019

"Anclaje" y "Aversión a pérdidas", sesgos a vigilar

Volviendo a tocar temas de Behavioral Finance, uno de los hallazgos más importantes del premio nobel Daniel Kahmeman y su colega Amos Tversky en su “Prospect Theory” (1979), es que las personas valoramos las ganancias y las pérdidas de una inversión en función de un punto de referencia, tendencia que podemos incluir en el efecto Anclaje o "Anchoring". ¿En que consiste este sesgo? Es la tendencia humana a utilizar la información disponible como punto de referencia que influye en nuestros juicios posteriores, es decir, influirá en las próximas decisiones que tenemos que tomar.

Además, descubrieron que la utilidad de las ganancias es inferior a la "desutilidad" de las pérdidas. Es decir, las pérdidas generan más descontento que alegría las ganancias, nos duelen más las pérdidas de lo que nos satisfacen las ganancias (Loss Aversion), aspecto fundamental dentro de las teorías del "behavioral economics" o "economía conductual".

Rentabilidad en mi inversión, ¿debo estar contento?

¿Vemos estos conceptos con un ejemplo? Nos ponemos en la piel de un inversor que compra una acción de una empresa por valor de 50 euros, importe que en ese momento se convierte en la referencia a partir de la cual vamos a calcular nuestras pérdidas y ganancias. Pasado un tiempo, la acción cotiza por 100 euros pero la mantenemos en cartera porque consideramos que subirá más. No obstante, el mercado no se ha movido en la misma dirección, han pasado seis meses más y la acción vale ahora 75 euros. En ese momento vendemos la acción obteniendo una plusvalía de 25 euros. ¿Estarías contento con tu ganancia? ¿Satisfecho con el rendimiento de tu inversión?

La respuesta seguramente es negativa, porque el hipotético inversor se arrepentirá de no haber vendido a 100 euros, que es la cifra que ha pasado a ser su nuevo punto de referencia. De esta forma, aunque la realidad es que ha ganado 25 euros, su percepción será que ha perdido 25 euros, con lo que no estará contento.

Los inversores, por lo tanto, reaccionan a los sentimientos de orgullo y arrepentimiento relacionados con los sesgos de anclaje y aversión a pérdidas que determinan su comportamiento inversor. Por ejemplo, muchos inversores se negarán a vender un valor con pérdidas, para evitar el sentimiento de arrepentimiento. 

¿Y todo esto como se relaciona con nuestra cartera? Como podemos ver en el gráfico inferior, los valores perdedores siempre permanecen más tiempo en cartera que los valores ganadores, lo que prueba la existencia de este sesgo que penaliza de forma sistemática el rendimiento global de nuestras inversiones a través de nuestra cartera.

 

Permanencia en cartera acciones con ganancias vs pérdidas

Sesgos de inversión, ¿podemos evitarlos?

¿Cómo podemos evitarlo? En primer lugar, es necesario entender que este sesgo nos afecta a todos, en mayor o menor medida. Es decir, nadie está a salvo de experimentar estos sentimientos de orgullo y arrepentimiento en el mundo de las inversiones.

Dicho esto, una de las formas más eficaces de limitarlos podría ser optar por una gestión discrecional de nuestro patrimonio, en la que será un profesional el que tome las decisiones de compra y venta de los activos en cartera. De esta forma limitamos este tipo de sesgos emocionales, ya que no participamos directamente en la decisión de compra y venta. Así mismo, el uso de herramientas de trading profesionales nos ayudarán a tomar las mejores decisiones desde un punto de vista objetivo.

Del mismo modo, para evitar las referencias a partir de las que calculamos las pérdidas y ganancias, una solución podría ser es establecer planes de inversión periódicos y sistemáticos, es decir, automatizar los procesos de ahorro con lo que además de minimizar el esfuerzo que supone para todos nosotros ahorrar cada mes, estaríamos facilitando el beneficio que podemos obtener a largo plazo.

Por último, y si decidimos gestionar la cartera nosotros mismos, lo más efectivo será marcar puntos de entrada y salida (sobre todo stop-loss) que limiten nuestros riesgos y ser muy disciplinado con ellos. Visita nuestra página de Ideas de Trading donde podemos ayudarte con este punto desde BBVA Trader.

¿Y tú que opinas? ¿Qué otras formas de minimizar estos riesgos conoces?

¡Mandanos tus ideas a campus_trader@bbva.com!

Más en Tendencias

Suscríbete a nuestro trading topic

Solo tienes que enviarnos un correo a:

info_trader@bbva.com

Con los siguientes datos:

Asunto del email: Suscripción trading topic

Tus datos: Nombre y apellidos y la dirección de correo donde quieres recibirlo

Te ayudamos

Envíanos tus consultas

Recibirás respuesta a la mayor brevedad que nos sea posible, en la dirección de correo que nos remites tu consulta.

Date de Alta

  • Solicita este servicio desde tu área personal y si aún no eres cliente, date de alta.

Date de Alta

  • Solicita este servicio desde tu área personal y si aún no eres cliente, date de alta.