Alta Cuenta BBVA Trader

Te recordamos que tenemos ya una petición de contratación de BBVA Trader por tu parte, de la que recibirás un e-mail confirmando cuando esté activa. Confirma que quieres abrir una nueva cuenta adicional a la anterior.

DATE DE ALTA

Contrata este servicio desde tu área personal en Mi Broker / Contratar / Plataforma BBVA Trader pro

Indicadores macroeconómicos, ¿qué son?

25 de octubre de 2019

Autor: José María Sánchez - Robles de las Rivas, Especialista de Mercados en BBVA Trader.

Un aspecto importante a tener en cuenta a la hora de realizar inversiones en renta variable es el entorno económico. Para poder evaluar dicho escenario es preciso prestar atención a la evolución de los principales indicadores macroeconómicos así como al comportamiento de los factores microeconómicos más relevantes, ya que pueden afectar directamente al desarrollo de la actividad de una empresa. Este análisis nos daría una idea de la viabilidad de una inversión.

En este artículo nos centraremos en el estudio de los indicadores macroeconómicos, que son factores económicos externos que en muchas ocasiones se encuentran fuera del control de las empresas.

¿Qué son los factores macroeconómicos?

Los indicadores o factores macroeconómicos son un conjunto de datos constituidos por la información estadística resultante del estudio periódico de una variable económica. Estos datos muestran el comportamiento de una economía en un aspecto concreto durante un periodo determinado.

Estos indicadores no pueden ser analizados de forma aislada, ya que su utilidad surge de la periodicidad de su estudio. A partir de la comparación de los resultados de distintos periodos, o bien con sus estimaciones, obtenemos las conclusiones sobre el desempeño actual y futuro de una economía.

Al mostrar la fortaleza o debilidad del entorno macroeconómico, los indicadores tienen gran incidencia en la evolución de las compañías de determinados sectores.

Principales indicadores macroeconómicos

Tipos de interés:

El tipo de interés, denominado también precio del dinero, representa el coste por disponer de una cantidad de dinero en una divisa determinada por un periodo concreto. Normalmente se expresa porcentualmente en términos anuales. El tipo de interés está determinado por la oferta y la demanda de dinero, y este puede ser alterado por el desarrollo de la política monetaria de los bancos centrales.

La subida de tipos de interés provoca generalmente caídas en los mercados de renta variable debido a la aparición de otras opciones de inversión con menor riesgo y rendimientos atractivos. En cambio la bajada de tipos normalmente provoca el efecto opuesto: la reducción del rendimiento de otras alternativas de inversión como bonos o depósitos aumenta el número de inversores interesados en la renta variable a pesar de su riesgo.

Producto Interior Bruto:

El Producto Interior Bruto (PIB) comprende el valor monetario de la producción de bienes y servicios de demanda final (por parte de empresas nacionales y extranjeras) de una economía en un periodo de tiempo determinado. Su principal componente es el consumo privado, que llega a alcanzar ponderaciones de entre el 60 o 70 por ciento. La medición de este indicador macroeconómico se realiza habitualmente en cómputo anual. La consideración general indica que la contracción del PIB durante dos trimestres consecutivos supone teóricamente el comienzo de una recesión.

El alza del PIB está generalmente asociado al progreso del entorno macroeconómico, lo que provoca que el valor percibido de las compañías por parte de los inversores mejore. Esta situación puede desencadenar subidas en los parqués.

El PIB se publica pasados dos meses desde la finalización del trimestre objeto de estudio. Esto es debido a que su elaboración es muy laboriosa, por ello, los mercados utilizan otros indicadores coyunturales para anticipar su cálculo, como ventas minoristas, producción industrial, etcétera.

Índice de Precios de Consumo:

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) consiste en una cesta de consumo concreta que se basa en la variación porcentual de precios de un conjunto de bienes y servicios de demanda generalizada por parte de la población de un territorio.

Puede considerarse un indicador predictor del comportamiento de la inflación, ya que es uno de los factores que más pesa en su evolución. De hecho, debido a las dificultades para calcula la inflación, en muchas ocasiones se utiliza el IPC como medida del coste de la vida.

En entornos en los que la inflación se sitúa entre el 0 y el 2%, la renta variable se ve beneficiada, debido a  que estas subidas no tienen un impacto negativo directo en el consumo y a que la economía se muestra sana a estos niveles.

Sin embargo, cuando la inflación es elevada, los mercados generalmente se resienten. En este caso, el consumo se ve potencialmente reducido, lo cual podría afectar al valor de los beneficios empresariales.

Tasa de desempleo:

La tasa de desempleo o de paro hace referencia a la proporción de la población activa que, estando en disposición de desempeñar un empleo, carece de este. Es un indicador fiable de la salud de una economía y tiene incidencia en otros indicadores como el PIB o las ventas minorista.

El crecimiento del desempleo suele estar ligado a descensos en renta variable, ya que anticipa la debilitación de la economía y la reducción del consumo, el ahorro y la inversión.

A la hora de analizar los datos de paro de una economía es preciso tener en cuenta la flexibilidad que caracteriza a su mercado laboral. En una economía como la estadounidense con gran flexibilidad en el mercado del trabajo, el desempleo es un indicador muy fiable; En los países europeos, por el contrario, las rigideces laborales hacen que el desempleo demuestre cierta demora en relación a otros indicadores.

PMI Manufacturero:

El Purchasing Managers’ Index o, en castellano, Índice de Gestores de Compras es un indicador macroeconómico resultante de la realización de una encuesta a los gestores de compras de las compañías más representativas de un país.

El índice muestra la evolución del sector industrial de una economía. Este factor ofrece una visión más global que el dato de producción industrial ya que tiene en cuenta otros factores como los nuevos pedidos, la ocupación o el stock de compras. 

Un PMI Manufacturero superior a 50 indica una expansión económica, con subidas en la renta variable, mientras que por debajo de dicho nivel muestra la situación opuesta. Si el índice bajase de 42, se estaría anticipando una recesión, con la consiguiente búsqueda de opciones con menor riesgo por parte de los inversores.

Ventas minoristas:

Las ventas minoristas muestran la evolución del consumo de las familias en una economía. Es un indicador clave de la fortaleza de una economía y es uno de los primeros que se resiente al producirse una desaceleración o recesión. Su descenso es muy dañino para la economía en general, provocando una reacción en cadena difícil de corregir.

Las ventas minoristas están íntimamente relacionadas con los beneficios corporativos del sector del consumo cíclico, con el consiguiente impacto en el precio de sus acciones.

Prima de riesgo soberana:

La prima de riesgo soberana es un indicador cuyo objetivo es mostrar el riesgo asociado a la deuda de un país en comparación con la emitida por otra nación, considerada activo sin riesgo. Este riesgo se traduce en el rendimiento de los bonos de dicho país y es indicativo de la fortaleza de las finanzas públicas y de la economía nacional. En Europa el bono de referencia para el cálculo de la prima de riesgo de la deuda del resto de países es el Bund alemán.

La evolución de la prima de riesgo soberana es inversamente proporcional a la del mercado de valores residente en su economía, pues el incremento de la inseguridad económica provoca que los inversores reduzcan la ponderación de renta variable en sus carteras generando comúnmente mercados bajistas.

Conclusión

La publicación de datos macroeconómicos es un factor clave en los movimientos de los mercados por lo que, sin duda, estar al corriente de sus fechas de publicación y de su evolución es necesario a la hora de tomar decisiones de inversión o desinversión.

No obstante, aunque desde el punto de vista teórico el comportamiento de la bolsa es relativamente cierto en relación a la evolución de los indicadores macroeconómicos, en los mercados no siempre nos encontramos ante relaciones de causalidad tan estrechamente definidas. Esto se debe a que los mercados se ven influidos por múltiples variables, de manera que las consecuencias de la publicación de un dato macroeconómico no son siempre las mismas. 

¿Y tú que opinas? ¿Qué otros datos consideras que pueden influir en el market timing de tus inversiones?

¡Mandanos tus ideas a campus_trader@bbva.com!

Suscríbete a nuestro trading topic

Solo tienes que enviarnos un correo a:

info_trader@bbva.com

Con los siguientes datos:

Asunto del email: Suscripción trading topic

Tus datos: Nombre y apellidos y la dirección de correo donde quieres recibirlo

Te ayudamos

Envíanos tus consultas

Recibirás respuesta a la mayor brevedad que nos sea posible, en la dirección de correo que nos remites tu consulta.

Date de Alta

  • Solicita este servicio desde tu área personal y si aún no eres cliente, date de alta.

Date de Alta

  • Solicita este servicio desde tu área personal y si aún no eres cliente, date de alta.