Alta Cuenta BBVA Trader

Te recordamos que tenemos ya una petición de contratación de BBVA Trader por tu parte, de la que recibirás un e-mail confirmando cuando esté activa. Confirma que quieres abrir una nueva cuenta adicional a la anterior.

DATE DE ALTA

Contrata este servicio desde tu área personal en Mi Broker / Contratar / Plataforma BBVA Trader pro

Escenario macroeconómico global en 2021

28 de enero de 2021

Con la llegada de la vacuna contra la COVID-19 a finales de 2020, el escenario económico para 2021 ha dado un fuerte giro, y todo nos hacer pensar que podremos ver cifras macroeconómicas muy diferentes a las que tuvimos el año pasado, año que todos recordaremos como el año de la pandemia del Covid-19.

A pesar de los riesgos pandémicos de corto plazo y el gran esfuerzo de vacunación que tenemos por delante en la primera mitad del año, los fuertes estímulos fiscales y monetarios, y la progresiva vuelta a la normalidad tras la inmunización de buena parte de la población mundial, permitirían una rápida recuperación económica en prácticamente todos los rincones del mundo, con crecimientos del PIB en torno al 5,3% en 2021.

En Europa, los riesgos que plantea el escenario a corto plazo son relevantes: la agresividad de la tercera ola, junto con la extensión de las nuevas cepas del virus, han obligado a muchos gobiernos a extender o intensificar las restricciones, con lo que podemos esperar un débil arranque de año en lo que a actividad económica se refiere.

Sin embargo, pese a las dificultades de los próximos meses, no se pone en peligro el escenario de progresiva recuperación económica que esperamos en la región, que irá de menos a más conforme avance el año. Aunque es ahora bastante probable que muchos países europeos vuelvan a experimentar una recesión técnica (dos trimestres consecutivos de contracción del PIB, en el cuarto trimestre de 2020 y el primero de 2021), en línea con los análisis de BBVA Research en sus previsiones económicas 2021, esperamos un crecimiento del PIB de la eurozona del 4,1% en 2021, que se acelerará hasta niveles del 4,4% en 2022, que es el año en el que se estima será la total vuelta a la normalidad. En este sentido, el despliegue del programa Next Generation de la Unión Europea será clave para poder apuntalar la recuperación económica a lo largo del año 2021.

En Estados Unidos, los estímulos fiscales también serán elevados y esperamos un mejor tono económico en la primera parte del año. A diferencia de lo que está ocurriendo en el Viejo Continente, las medidas tomadas por la nueva administración señalan una mayor voluntad del gobierno federal para imponer medidas de mitigación, pero siguen siendo mucho más suaves que los bloqueos que están ralentizando la actividad económica en Europa. Aunque el crecimiento económico de 2021 estará muy condicionado por el tamaño del estímulo fiscal que se termine aprobando en Estados Unidos, esperamos un avance del PIB del 3,6% en 2021, que se moderaría hasta el 2,4% en 2022. Si la totalidad del plan fiscal anunciado por Biden consigue la aprobación, el riesgo de la estimación para 2021 está sesgado al alza.

Por otra parte, tras haber sido una de las pocas economías del mundo que han registrado crecimientos positivos del PIB en 2020, esperamos que la recuperación del PIB chino continúe en 2021, año en el que se estima un crecimiento del 7,5% en la economía del gigante asiático. Ya en 2022, el crecimiento del PIB se moderará hasta niveles del 5,5%.

Inflación

En cuanto a la inflación, muchos analistas esperan que salgamos de la crisis sanitaria con tasas de inflación más elevadas. Justifican sus pronósticos con diversos argumentos, pero el principal es que en la crisis actual, el foco no estará en la austeridad y se llevarán a cabo con políticas fiscales expansivas, conjuntamente con los estímulos monetarios. El mundo experimentará el mayor déficit fiscal de su historia. Según estos argumentos, el estímulo se dirigirá a las capas más vulnerables de la población que tienen una alta propensión al consumo, ya que es muy improbable que estas ayudas, recibidas por las familias con una situación de necesidad grave, puedan ser destinadas al ahorro.

También hay factores financieros detrás de la expectativa de mayores precios futuros: la expansión monetaria de la Gran Crisis Financiera vino de la mano de una mayor regulación bancaria, mientras que ahora se están flexibilizando los requisitos de capital a la banca y el sistema financiero tendrá una menor presión regulatoria, para permitir una mayor expansión del crédito en la economía.

Por último, un posible freno en el proceso de globalización, derivado de la pandemia de COVID-19 y de la creciente preocupación de las sociedades por no tener industrias manufactureras propias, también podría crear presiones inflacionistas.

En cualquier caso, aunque algunos de estos factores contribuirán sin duda a generar tensiones futuras en los precios, no las esperamos para el año 2021. En efecto, aunque sí es posible esperar una cierta normalización en los niveles de IPC a ambos lados del Atlántico, no parece probable que se den las condiciones para un significativo repunte de las tasas de inflación que ponga en peligro los objetivos de las autoridades monetarias. Los bancos centrales más importantes del mundo insisten en reflejar un escenario de precios muy contenidos, todavía muy alejados de sus objetivos.

En este sentido, una recuperación modesta en las tasas de inflación mundiales también sería bienvenida. Todo lo que sea alejarnos de un entorno deflacionista en un mundo tremendamente endeudado, debe considerarse una buena noticia. Además, unas tasas de inflación moderadas contribuyen a apuntalar los beneficios empresariales, lo que da soporte adicional a los mercados de renta variable. Por otra parte, el cambio de estrategia de la Reserva Federal respecto a su política sobre la inflación, a la que podrían sumarse otros bancos centrales del mundo, asegura que se tolerarán niveles de precios por encima de los objetivos de las autoridades monetarias durante algún tiempo, sin comprometer los actuales estímulos, que contribuirían a evitar tensiones financieras y a apuntalar la posible recuperación económica que espera el mercado en 2021.

¿Qué factores adicionales crees que pueden existir que puedan incluir en la evolución económica del año 2021? Envíanos tu opinión a campus_trader@bbva.com

 

Quizá te interese leer alguno de los siguientes artículos:

El Presidente Joe Biden y la ola azul

- Previsiones económicas 2021, ¿qué podría salir mal?

- Las vacunas y la vuelta a la normalidad

Suscríbete a nuestro trading topic

Solo tienes que enviarnos un correo a:

info_trader@bbva.com

Con los siguientes datos:

Asunto del email: Suscripción trading topic

Tus datos: Nombre y apellidos y la dirección de correo donde quieres recibirlo

Te ayudamos

Envíanos tus consultas

Recibirás respuesta a la mayor brevedad que nos sea posible, en la dirección de correo que nos remites tu consulta.

Date de Alta

  • Solicita este servicio desde tu área personal y si aún no eres cliente, date de alta.

Date de Alta

  • Solicita este servicio desde tu área personal y si aún no eres cliente, date de alta.